Isasaweis, una bloguera en la cocina

Hits: 12894

 

texto y foto NATALIA NOGUERA

La ‘Cocina sana para disfrutar’ (Oberón) de Isabel Llano, uno de los libros más vendidos del trimestre.

La naturalidad es clave: Isasaweis mira a la cámara como si detrás de la lente estuvieran los ojos de su interlocutor. Sí, sus videos son monólogos, pero ella entabla una conversación cercana, un “déjame decirte esto, algo que no he dicho a nadie más”, y se convierte en alguien de fiar. En una amiga, no en una experta. Los temas en su canal de YouTube, que cuenta con 368.347 suscriptores, son variados: maquillaje, peinados, dietas. Pero también habla de cómo superó dos experiencias de abortos, de sus problemas de imagen con respecto a su cuerpo y de las dificultades a la hora de tomar decisiones personales. Tal vez sea gracias a este tono ­que el nombre de Isabel Llano figura desde febrero en las listas de los autores más vendidos con Cocina sana para disfrutar, editado para el grupo Anaya a través del sello Oberón.

El libro parte de una idea aparentemente simple: “Hay que aprender a comer, a escuchar a tu propio cuerpo. Hay que mentalizarse: se puede comer sano y se puede comer rico”, explicó la autora en Barcelona, en la víspera de Sant Jordi. No se trata de castigarse ni de sacrificar todos los alimentos. Es, más bien, cuestión de una norma que ella resume como no todo y no siempre: “El ochenta o noventa por ciento de las veces comes en tu casa, así que digo: en tu casa procura comer de forma sana y, cuando salgas, disfruta de lo que haya, de lo que más te apetezca”.

Llano, de 39 años, no pretende convertirse en una gurú de la alimentación saludable. Su intención es invitar a seguidores e interesados a un cambio: “Para el libro aproveché que la gente se fía de mí y de lo que les digo, que les resulto motivadora, como me dicen. Pensé: pues les voy a motivar a cuidarse, que no hay cosa más bonita”. Esto queda declarado en la introducción, donde la bloguera inyecta una buena dosis de motivación con el mismo lenguaje sencillo y cercano que usa en sus videos: “Mis libros de cocina no solo se limitan a recetas, trucos, consejos e ideas, sino que llevan también una introducción con una anécdota, algo gracioso, algo sentimental, un poco de mí en cada receta”.

Cocina sana para disfrutar explora también cómo las dietas radicales resultaron nocivas para la salud emocional y física de la bloguera, y cuáles fueron las alternativas que tomó. “Yo tengo mi historia: hice todas las dietas el mundo y estaba gordita. Cuando decidí empezar a cuidarme y a comer, fue cuando mejor me sentí. No solo menos gordita, sino con mucha energía. Comer bien se transmite en todo esto, te da felicidad. Te cambia la vida”. Aclara que ssu recetas y consejos están revisados por una nutricionista y, tal y como hace en sus videos, no se presenta como una experta. Las preparaciones del libro, que incluyen desayunos, comidas, cenas, postres, sopas y bebidas, forman parte de su experiencia personal: “Toda la vida me he preocupado por la nutrición, por la alimentación. Así me alimento en mi casa. Desde hace quince años, cuando me independicé, he inventado y recopilado estas recetas, que son la base de mi alimentación y la de mi familia”.

Isasaweis se ha ganado un espacio considerable en Facebook, Instagram y Twitter, con 449.000, 201.000 y 99.800 seguidores, respectivamente. Como es de esperar con estas cifras, su segundo libro después de La cocina de Isasaweis se ha compartido en redes como la pólvora. El éxito en ventas podría también atribuirse a esta difusión: “Creo que ha influido el boca a oreja –dice–. Porque la gente compró el libro, llegó a su casa y probó una o dos recetas que les encantaron. Muchos me dicen: ‘Estoy perdiendo peso, estoy feliz, estoy comiendo mejor que nunca’. Han compartido fotos y han dicho que las recetas están buenísimas”. Basta con hacer una búsqueda en Twitter e Instagram para comprobar que así es.

Su propuesta de cocina saludable ha gustado y ella, por su parte envía por lo menos un mensaje al día a sus seguidores: “Estamos juntos por la mañana, desde los buenos días hasta las buenas noches. Sobre todo, lo que más me dicen es que les animo mucho, que les da alegría leerme, que les animo a hacer cosas, que saco lo bonito de ellos”. Con esta mezcla de optimismo y preocupación por el bienestar físico, las cien recetas de Isasaweis se han ganado un puesto en la mesa… y en las listas de ventas.