El desembarco de la ciencia ficción china

 

texto Antonio Torrubia foto Archivo

Lo primero que leí de Ken Liu (hace casi cuatro años) fue un relato sentimentalmente devastador, El zoo de papel. Tal y como lo acabé, lo volví a empezar. No podía creer que hubiera leído algo tan brutal. Me dejó el mismo poso de tristeza que te dejan algunos de los relatos de Ted Chiang, la melancolía que sentí tras acabar Canción para Lya de George R. R. Martin... Después hubo un goteo de publicaciones, tanto en antologías físicas como en digitales.

Finalmente, ha debutado en la novela con La gracia de los reyes, ganadora del premio Locus, primer volumen de La dinastía del diente de león. Devoré el libro y, pese a que es autoconclusivo y que al cerrarlo no deja flecos sobre el destino de Mata Zyndu y Kuni Garu, quería saber más sobre los habitantes de las Islas de Dara y sobre la siguiente generación de héroes. De cómo los dioses del archipiélago van tejiendo su urdimbre enredando a los humanos sin poder actuar activamente, de sus bellos parajes y de su inteligente inclusión de tecnología con la reescritura de la mitología que, a veces, recuerda a China y a veces a la Grecia clásica. El muro de las tormentas, segunda novela de la trilogía de Liu, se publicó en castellano el pasado tres de marzo y la antología  El zoo de papel y otros relatos lo hará el seis de abril, ambas en Alianza Runas.

 

En su reciente visita a España, tuve ocasión de encontrarme con el ganador de los Premios Locus, Nebula y Hugo, y el primer contacto con el autor no pudo ser mejor. Entre entrevista y entrevista a los diferentes periodistas que acudían a la cafetería de su hotel, charlamos amigablemente sobre sus obras, sus traducciones al inglés de la obra de su amigo Cixin Liu y de la ganadora del Hugo por Folding Beijing, Hao Jingfang, relato que estará incluído en la antología Planetas invisibles junto a varios de Cixin Liu y que publicará Alianza Runas el próximo otoño. Esa misma tarde recaló en la librería Gigamesh. Allí se encontró con sus lectores en una charla pública mano a mano con el periodista cultural Ricard Ruiz Garzón.

Ruiz Garzón destacó de La gracia de los reyes la hibridación cultural y de géneros presentes. Ken Liu definió su primera novela como una mezcla de insecto y de elefante, de rigidez y ligereza, llegando también a comparar dentro de su obra los relatos cortos con insectos y a las trilogías fantásticas con paquidermos. Quería escribir una obra que explorara ese mosaico cultural de la vida moderna donde la idea de frontera y nación cada vez está más difuminada.

Mezclando fantasía y ciencia ficción de forma deliberada, La dinastía del diente de león es un nuevo tipo de steampunk de sustrato chino, donde la tecnología se entremezcla con materiales como la seda y el bambú. Lo han llamado «silkpunk», aunque sólo es una etiqueta para dar que hablar en Twitter más que un subgénero literario nuevo. Siguió aseverando que es una manera de honrar a la ingeniería, ya que él siempre ha trabajado con ella (es ingeniero informático, además de abogado y licenciado en Lengua Inglesa) y cree que los ingenieros nunca reciben suficiente crédito. Ellos toman componentes de una tecnología determinada y los unen para darles un nuevo uso. Y, en el fondo, sus novelas representan a esos friquis que trastean con cosas como los héroes. Ken Liu acabó señalando la importancia de la mitología, cómo cada cual crea la suya propia y lo vital que eso resulta a la hora de narrar.

También contó que lo primero que hizo fue dibujar el mapa, los jugadores de videojuegos de estrategia saben que es algo clave. Escogió un archipiélago para que la gente no interpretara su mundo como una historia mágica de China. Respecto a que su proyecto sea una trilogía, explicó que él tenía en mente un arco narrativo dividido en tres partes, por eso creó una trilogía. También influyó en esta elección que sus editores americanos prefiriesen trilogías fantásticas. La gracia de los reyes es autoconclusiva, pensando en parte en los lectores extranjeros, ya que en ocasiones solo se llega a traducir el primer volumen de una serie. Su otra faceta, la de traductor e introductor de la literatura china de ciencia ficción en Occidente, es casi tan interesante como la de autor.

Ken Liu es el traductor al inglés de los volúmenes uno y tres de la saga Remembrance of Earth's Past, También ha coordinado y traducido Invisible Planets (que saldrá a la venta este otoño en Alianza Runas). El impacto en Estados Unidos de Cixin Liu ha sido bestial, siendo la primera novela traducida en ganar el Premio Hugo, uno de los más importantes de la literatura anglosajona. Barack “POTUS” Obama se lo llevó (junto al último libro de Richard Price) para leerlo en sus vacaciones navideñas de 2015 y fue el primer libro de ficción elegido por Mark “Facebook” Zuckerberg para el club de lectura de su red social. Ediciones B publicó en septiembre del pasado año El problema de los tres cuerpos, el cuál está a punto de llegar a su 5ª edición; en principio durante 2017 debería publicarse la segunda parte, El bosque oscuro y la tercera, El fin de la muerte, de cara a 2018, todas con traducción directa del chino de Javier Altayó. Cixin Liu también ha visitado nuestro país para inundar los medios de comunicación españoles con sci-fi china y dedicar ejemplares de su obra.  Una coincidencia de autores de primer nivel internacional, que ha servido de excelente prolegómeno a la Eurocon de Barcelona, que se celebró del cuatro al seis de noviembre con todas las entradas vendidas desde hace 3 meses y que ha sido la mejor  hasta la fecha.

 

Epílogo a la edición norteamericana de El problema de los tres cuerpos de Cixin Liu goo.gl/QNGLg2

Entrevista a Javier Altayó, traductor de Cixin Liu goo.gl/5Npyyn

La gracia de los reyes (capítulos 1 y 2) goo.gl/i5Ktp3

El muro de las tormentas (capítulo 1) goo.gl/Pf2OyA

La dinastía del diente de león y la Sagrada Familia goo.gl/uIvxlY

Charla íntegra de Ken Liu en Gigamesh https://www.youtube.com/watch?v=rbAQ7_XrgZ8

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios (2)

  • Invitado - pakorrural

    Creo que la Dinastía del Diente de León no tiene nada que ver con el libro que comenta josemanuel. En primer lugar, no se trata de ciencia ficción, sino más bien de un genero al que se suele llamar fantasía épica, más relacionado con Juego de Tronos que con Asimov. Tanto "La gracia de los reyes" (1º de la trilogía) como "El muro de las tormentas" (2º y último hasta la fecha) son de apasionante lectura, de esos que te enganchan. La construcción y evolución de los personajes es fantástica y las máquinas que describe fabulosas. La estructura en capítulos con mucho diálogo y que van intercambiando escenarios y personajes es muy ligera, y sin embargo, cada capítulo te deja algún poso para meditar. Es una obra sobre el poder, el idealismo y la realidad. Tan actual como el teatro de Shakespeare y tan divertido como Eduardo Mendoza en sus obras más ligeras.

  • Invitado - josemanuel

    llevo más de 40 años leyendo ciencia ficción con pasión, y cuando ví que habían premiado a un escritor chino de ciencia ficción, dado que también me apasiona asia donde viajo todos los años, corrí a leerlo ... El problema de los tres cuerpos ... menuda decepción, varias veces estuve a punto de abandonarlo, una historia inconexa, casi incomprensibla, fantástica a veces, difícil de seguir y con muy poca ciencia ... para mí es más del género fantástico que personalmente no me gusta salvo contadas excepciones. Veo que se sigue dando bola a este escritor y no lo entiendo. Mi consejo si os gusta la ciencia ficción es que no os gastéis el dinero en este libro, si acaso que alguien os lo preste, y si veis que os aburre como a mí, sin piedad dejadlo, porque el final no cambia casi nada. En resumen, un gran fiasco.