Un camino abierto hacia la poesía marroquí contemporánea

Hits: 762

Enrique Villagrasa sobre la antología "Al sur de la palabra"

 

 

 

Texto: ENRIQUE VILLAGRASA

Al sur de la palabra me recuerda los encuentros de escritores en San Cristobal de las Casas, Chiapas, México. Y no sé si al sur de la palabra es al norte del lenguaje: estos pensamientos me surgen tras leer la antología de poetas marroquíes contemporáneos, que con ese mismo título Al sur de la palabra (Prensas de la Universidad de Zaragoza), bajo la edición del profesor, traductor y poeta aragonés Juan Antonio Tello y traducción de Victoria Khraiche Ruiz-Zorrilla y del propio Tello, quien en su prólogo ya anuncia que “(…) Y eso es, ni más ni menos, la poesía, un camino que se elige y se transita”.

Esta antología de 23 poetas marroquíes actuales, de las que cuatro son mujeres, es una muestra de la necesidad de la urgencia de la verdad. En ella, en la búsqueda y en la poesía expuesta, hay una preocupación ética y una intención testimonial. Estamos ante una selección de poetas que con estos elementos y otros determinan este lenguaje poético: imágenes y simbología de un sentimiento colectivo. Versos confeccionados con el vivir de este pueblo marroquí; y estos mismos versos ponen voz y de qué manera a la esperanza: “Sin ahogar el silencio/ hablar por fin,/ las palabras vestidas con su sombra”, de Hassan WahbiUno de los poemas que más me ha llamado la atención, en primera lectura, es el de la poeta Aicha Bassry (Settat, 1969): La vida es capaz de sus errores:

 

La daga que me apuñaló aquel día

fue corroída por el óxido.

Así me abstuvo la vida

del vicio de la venganza”.

 

El poeta Abdellatif Laâbi (Fez, 1942) es el de mayor edad frente a la poeta más joven de la muestra, Nassima Raoui (Rabat, 1988), entre, según índice alfabético de los apellidos, la citada Aicha Bassry, Mohamed Ahmed Bennis, Mohamed Bentalha, Jamal Boudouma, Mohamed El Annaz, Abdeljaouad El Aoufir, Malika El Assimi, Abderrahim Elkhassar, Abdelghani Fennane, Mohamed Miloud Gharrafi, Mohamed Hmoudane, Abdelkhaleq Jayed, Mourad Kadiri, Rachid Khaless, Mohamed Loakira, Rachida Madani, Hassan Najmi, Mostafa Nissabouri, Abdelhak Serhane, Hassan Wahbi y Abdallah Zrika. Al menos y por lo que conocemos no está nada mal esta selección. Un gran trabajo del doctor Tello y la doctora Khraiche. No en vano y en mis años jóvenes me interesó la filosofía árabe y su poesía y en 2001, participé y se publicó el trabajo Las noches azules del alma (Fundación Euroárabe, Granada, 2001), un poemario en árabe, español y francés, con Rachid Moumni (Fes, 1951), la ilustradora y traductora Belén Juárez (París, 1965) y el traductor Khalid Amrani (Fes, 1959).

La antología que nos ocupa, Al sur de la palabra, es una buen muestra de la poesía que se escribe en este país vecino, entre dos o tres orillas; y que son todos los y las poetas que están es seguro: ahí están sus versos para demostrarlo: “Y todas esas frases desencadenadas/ insumisas a lo real/ que dicen lo que hubiese podido/ quedar en el silencio”, de Rachida Madani o “Las palabras llegan y dicen la muerte. Y en vano, me hago su/ receptáculo. En vano, me convierto en cadáver”, de Mohamed HmoudaneCon una media de cinco poemas por autor, resulta más más que menos el poder obtener una radiografía de la poesía actual que se escribe allá, donde hay versos que lo dicen todo de ese quehacer demiurgo marroquí actual: poemas escritos desde la transitoriedad, la experiencia, la memoria, la representación de lo real, la firme representación del ser y estar. Y no me cabe ninguna duda de que esta apuesta del poeta zaragozano por estos y estas poetas ensancha un poco más el camino, ese cruce de caminos tan poco transitado, al lado de otras apuestas y propuestas desde el sur de España, como la que realiza la revista Dos Orillas, de la mano de Paloma Fernández Goma, entre otros, como el colectivo Humanismo Solidario, que logran que el lector se acerque a esta poesía con la mente abierta y el ánimo dispuesto, pues: “El abismo está bajo los pies de cada uno./ Depende de la agilidad de las zancadas”, de Mohamed Loakira.

Esta antología de Tello reúne estos poetas marroquíes contemporáneos, traducidos al español, que utilizan el poema como medio de expresión de su confrontación vital en esa realidad que les construye. Y esta pretensión del editor le honra, porque nos ha mostrado un boceto de aquellas voces que han hecho de su verso esa expresión de su ser y estar. El editor, también poeta, recoge un manojo diverso y de múltiples registros que no implican una propuesta estética determinada: en estas poéticas conviven modos y formas distintas de trasmitir y emocionar, de conmover, evocar y sugerir. Pero, no deja de ser una panorámica privilegiada sobre la pluralidad de voces que atraviesan la poesía marroquí. Por eso esta antología es y se erige en jalón de ese citado cruce de caminos abiertos, tan necesarios como poco transitados: “las palabras han salido para siempre del desierto”, de Abdallah Zrika. Por esto no hay que dejar de leer el inteligente prólogo del poeta Tello a esta antología como tampoco hay que dejar de leer la exclente antología misma, que, como dice el poeta Abdelkhaleq Jayed en sus versos, es: "Azabache de donde brota el alimento primero/ Y chorros de carne y verbo"

P