Por ocho centurias, una antología para la historia literaria

Hits: 318

Enrique Villagrasa reseña la antología de poesía iberoamericana

 

 

 

 

Texto: ENRIQUE VILLAGRASA

Una antología poética para la historia literaria es, no me cabe la menor duda, Por ocho centurias. XXI Encuentro de poetas iberoamericanos (Antología en homenaje a las universidades de Salamanca y San Marcos de Lima, y a los poetas Diego de Torres Villarroel y Alejandro Romualdo) (Edifsa), cuyo antólogo y coordinador ha sido el poeta peruano español Alfredo Pérez Alencart, con la portada de tamaña antología del pintor y profesor alicantino Miguel Elías. Posiblemente esta magna obra sea una muestra del mayor caudal poético de nuestra reciente historia literaria. Pues participan poetas de todos los países iberoamericanos, a los que se han sumado poetas de Alemania, Bulgaria, Estados Unidos, Croacia, Italia, Israel, República Checa, Irak, Rumanía y Corea del Sur. Esta antología está dedicada a festejar los ocho siglos transcurridos desde la fundación de la Universidad de Salamanca y por ese motivo, también se homenajea a la Universidad de san Marcos de Lima, la primera “hija” de Salamanca, que se creó siguiendo sus estatutos y privilegios.

Creo que leer Por ocho centurias es hablar de renovación, transformación y exploración en las letras universales, pues algo de todo esto hay en los poemas de ilustres poetas de una y otra orilla: Carmen Nozal, Luis Alberto Ambroggio, Ángel L. Prieto de Paula, Juan Velasco Plaza, Lucy Reátegui Iparraguirre, Carlos Morales, Abelardo Leal, Jorge Arróspide, Srgio Macías, António Salvado, Antonio Colinas, Luis Arturo Guichard, Enrique Gracia Trinidad, Marina Izquierdo, Jesús Fonseca, Marisa Martínez Pérsico, José Luis Ferris, Reynaldo Valinho Alvarez, José María Muñoz Quirós, Hugo Milhanas Machado, Balam Rodrigo, Omar Castillo, Márcia Barroca, Victor Oliveira Mateus, Lázaro Álvarez, Juan Mares, Carlos Nejar, Humberto López Cruz, Daniel Zazo Gil, Violeta Boncheva, Miguel Aguilar Carrillo, Pedro Enríquez, Eduardo dalter, José Antonio Santano, Ricardo Falla Barreda, Margalit Matitiahu, René Arrieta, Elena Liliana Popescu, Tomislav Marijan Bilosnic, José Pulido Navas, David de Medeiros Leite, Jesús Hilario Tundidor, Alfonso Berlanga Reyes, Antonio Cillóniz, Joao Rasteiro, Nidia Marina González, Paulo de Tarso Correia de Melo, Edda Armas, Gisela Gracias Ramos Rosa, Soledad Sánchez Mulas, Carmen Peregrina, Leonam Cunha, Héctor ‘Tintín’ Molina, Adriano de San Martín Corrales, Antonio Praena, Gisele Wolkoff, Emilio M. Mozo, Fernando Gil Villa, Rafael Ángel García Lozano, Astrid Cabral, María Socorro Latasa Miranda, Santos Jiménez, Isabel González Gil, Alice Spíndola, Luis Carnicero, Isolda Hurtado, Máximo Cayon Diéguez, José Eduardo Degrazia, Aída Acosta, Héctor Naupari, Caridad Hernández, Abdul Hadi Sadoun, Ángel Sánchez, Antonio Costa Gómez, Quintín García, Manuel Orestes Nieto, Lilliam Moro, Ilia Galán, José Luis Najenson, Miguel Ildefonso, Gerardo Rodríguez, Aníbal Lozano Jiménez, David Cortés Cabán, Márcio Catunda, José Antonio Funes, Jorge de Arco, Hernando Cabarcas Antequera, Emilia González Fernández, Santiago Redondo Vega, Mª del Carmen Prada Alonso, Louis Bourne, Elena Díaz Santana, Álvaro Alves de Faria, Samuel escobar, Jonatán Reyes, Julio Collado, Boris Rozas, María Ángeles Pérez López, Araceli Sagüillo, Helena Villar Janeiro, José Antonio Valle Alonso, Luis Felipe Comendador, Enrique Viloria Vera, Verónica Amát, Walther Espinal, Domingo de Ramos, Celso Medina, Reinaldo García Ramos, Juan Carlos Martín, Jaime García Maffla, Ana María Rodas, Juan Antonio Massone, Carlos Aganzo, Marcelo Gatica, Cyro de Mattos, Annie Altamirano, Luis Frayle Delgado, José Luis García Herrera, Maria de Lurdes Gouveia Barata, Juan Cameron, Leocádia Regalo, Bruno Sáenz, Luis Enrique de La Villa Gil, Gonçalo Salvado, María Isabel Andrés Llamero, Sonia Luz Carrillo, Carlos D’Abreu, Margaret Saine, Miguel Velayos, Álvaro Mata Guillé, Jaime Siles, Ruy Ventura, Ramón García Mateos, Sylvia Miranda, Lilia Souza, Ana C. Blum, Sofía Montero García, Yong-Tae Min, Marina Aoiz Monreal, Stefania di Leo, Rossela di Paolo, Vicente Echerri, Mar Sancho, Jorge Luis Roncal, Jacqueline Murillo Garnica, Asunción Escribano, Gary Daher, Jannette L. Clariond, Montserrat Villar Gonzalez, Aimée G. Bolaños, Mihai Firica, Odalys Interian, Eloy Jaúregui, María Teresa Mata, Manuel Vidal Vallinas, Remo Ruiz, Humberto Avilés, Leydy Loayza Mendoza, Víctor Sahuatoba, José Amador Martín, Xenaro Ovín, Enrique Hernández-D’Jesús, Máximo García, Gabriel Chávez Casazola, José Antonio Funes, Francisco Brines, Joaquín Marta Sosa, Maria do Sameiro Barroso, Alberto Hernández, Maria Toscano, Pura Rodríguez Leyton, Juan Ángel Torres Rechy, Winston Orrillo, Rafael Soler, Miloslav Ulicny, José A. Pérez y Drago Stambuk. Poetas que han hecho causa de la creación poética y, entre todos ellos, no puedo sino destacar a Torres Villarroel, autor de este soneto que tanto dice de nuestros días de hoy:

Oigo decir a muchos cortesanos

tal Oficina tiene tres mil reales

pero vale diez mil y muy cabales;

¡válgame Dios y azotan a gitanos!

Aquellos son rateros chabacanos

que pillan una capa, unos pañales,

un borrico, una mula y sus caudales,

no llegan a seis cuartos segovianos.

Reconocer los montes, es quimera,

que no son ermitaños los ladrones

ni en los jarales buscan su carrera.

Haga aquí la Justicia inquisiciones

y verá, que la Corte es madriguera,

donde están anidados a montones.

Así pues, iniciar la lectura de los versos que en esta antología andan incluidos es siempre estimulante y más ante lo que vemos y leemos, pues el concepto poético anda despistado en ese tal quehacer demiurgo actual. Créanme si afirmo que esta antología nos descubre versos y poemas que serán admirados por las personas lectoras: poesía escrita por y para tender puentes por doquier. La antología de 602 páginas, ¡ahí es nada!, se abre con unas palabras de presentación del alcalde de Salamanca y del coordinador de la antología; cuatro poemas iniciales de Ingrid Valencia, Víctor Rodolfo Porrini, Ricardo Sil-Santiesteban y Theodoro Elssaca; después el apartado Haga aquí la justicia inquisiciones. Antología de Diego Torres Villarroel, con pórtico y el poema-epílogo de A.P. Alencart; también, Si me quitaran totalmente todo. Antología de Alejandro Romualdo, con poema-epílogo de A.P. Alencart. Le sigue una Breve muestra de varios poemas de algunos poetas invitados: Antonio Hernández, Renée Ferrer, Ángela Gentile, Javier Alvarado, Fermín Herrero, Magdalena Camargo Lemieszek, Nilton Santiago, Álvaro Valverde, Cecilia Álvarez, Juan Carlos Olivas, María Sanz, Rolando Kattan, Jesús J. Barquet, Gahston Saint-Fleur, Alexander Anchía; las Ofrendas de una y otra orilla, poetas ya citados; el Pabellón de ausentes (poetas fallecidos antes o durante la preparación de la antología); y un homenaje poético a Ricardo Falla Barreda y a Carmen Ruiz Barrionuevo, cierran esta magna obra, para asombro de unos y de otros, de allende y de aquende. No quiero acabar esta reseña sin citar las inteligentes, acertadas y explicativas palabras del coordinador, Alfredo Pérez Alencart: “No suelo indicar la procedencia de los poemas, ni siquiera la condición de inéditos de uno o más textos. La poesía no debe estar dócilmente estabulada: todos los tiempos de su escritura confluyen, sin repudio, en los frutos cosechados. Pero estos ocho siglos de Universidad hacen que rompa mi regla, diciendo que la inmensa mayoría de los textos de homenaje son inéditos y han sido escritos para esta celebración”.