Libros del Asteroide, 10 años en órbita

Hits: 3134

 

texto LUIS SOLANO  foto MARTA CALVO

1) Aspiramos a que nuestros lectores elijan un libro sin tener noticia previa de él, solo por el hecho de que se haya publicado bajo nuestra marca.

 

2) Es importante que haya una coherencia intelectual entre los libros que se publican, es decir, que los libros tejan entre sí una red de afinidades que sea percibida como tal por los lectores.

 

3) Los textos de contra de todos nuestros libros son las cartas a un lector desconocido –por decirlo a la manera de Calasso–.

 

4) Es clave tener una identidad gráfica fácilmente reconocible, que en nuestro caso logramos con la combinación de distintos elementos: la impresión de las cubiertas en dos tintas, la franja blanca en la mitad superior de las cubiertas, el juego de las tipografías Sabon y Gotham y la trama impresa en el interior de la cubierta son los más evidentes.

 

5) La crisis puso muchas de nuestras carencias al descubierto: entre otras, que el mercado editorial era más pequeño de lo que muchos de sus actores habían pensado.

 

6) Pero la crisis no descubrió nada que no supiéramos cuando empezamos a publicar libros: ya sabíamos que la literatura de verdad es un negocio poco ventajoso, que el libro hacía décadas que había dejado de ser el principal vehículo de transmisión cultural o que la literatura ya no era el lenguaje preferido por la mayor parte de la población para que le contasen historias; hacía tiempo que los medios de comunicación de masas e internet habían ocupado ese papel clave.

 

7) Pero, para nosotros, que algo no sea mayoritario no quiere decir que sea menos valioso o prescindible. Constatar que nos encontramos en un ámbito minoritario que se enfrenta a importantes retos no debería desanimarnos, al revés, debe llevarnos a recordar que solo se puede editar desde el entusiasmo.

 

8) Ser entusiastas no quiere decir negar las dificultades que nos aguardan ni dejar de reclamar la protección que nuestro peculiar ecosistema requiere a través del cumplimiento de la legalidad o del desarrollo de políticas educativas que aumenten la competencia lectora de nuestra sociedad.

 

9) Nuestro entusiasmo es compartido por muchos de quienes trabajan en el ecosistema del libro, que lo hacen la mayor parte de las veces no tanto por la compensación económica que obtienen como por el valor intrínseco que reconocen en la labor cultural que realizan. Un peculiar entramado que forman editores, libreros, periodistas y críticos, que todavía no confunde valor y precio y contribuye a dotar al sector de un vigor y una vitalidad inusitados que ha permitido, por ejemplo, que en los últimos años hayamos visto aparecer una nueva generación de libreros y editores que ha renovado y reforzado el panorama editorial español.

 

10) Estos diez años son, además de una celebración, un homenaje a nuestros autores y un agradecimiento a los lectores. También queremos que sirva como un reconocimiento al trabajo de todas aquellas personas que forman o han formado parte del equipo de la editorial y al del centenar largo de colaboradores –prologuistas, traductores, correctores, editores, agentes, lectores, maquetadores, grafistas, ilustradores, fotógrafos, impresores, comerciales, distribuidores, agentes de prensa– que nos han prestado su talento y oficio. Sin ellos no seríamos el Asteroide que somos.