Paulina Flores, 'Qué vergüenza' (2)

Hits: 1214

 

título Qué vergüenza

autora Paulina Flores

editorial Seix-Barral

296 págs. 18,50 €.

 

 

Nueve relatos que se instalan en ese momento del descubrimiento que, tarde o temprano, alcanza a nuestras vidas. Es el tránsito de la infancia al mundo adulto desde el que mirar para convertir todo en un aprendizaje exploratorio de nuestra propia condición humana.

 

 PAULINA FLORES (Chile, 1988). Estudió Literatura en la Universidad de Chile y en 2014 fue galardonada con el Premio Roberto Bolaño por el relato ‘Qué vergüenza’ que da título a este volumen.

 

Siempre es una alegría encontrarse con nuevas voces. Palabras que nos convocan ante una literatura que se refresca desde un pulso lleno de una firmeza que me gustaría alejar del tópico recurrente de la juventud. Paulina Flores nace en Chile en 1988, si echan cuentas, a los que juntamos letras con mayor o menor fortuna, se nos estremece el alma cuando nos encontramos con un fulgor de este tipo que no responde tanto a una especie de epifanía de la juventud como a un firme interés por hacer de la escritura parte de uno mismo. Lo seguiremos intentado, no cabe duda, esperando el momento de la revelación propia, de ahí que este grupo de relatos se convierta en una lección sobre cómo armar un conjunto de textos concentrados y centrados, sin dispersiones que afecten al conjunto y en los que sus protagonistas son los ojos que fuimos una vez. Es la mirada hacia el mundo adulto con el que nos relacionamos en un proceso educativo y sentimental cuyas lecciones todavía hoy no acabamos de memorizar por completo.

La autora se coloca en esa posición tan difícil de describir en la que lo que le sucede a los adultos cobra una dimensión épica para los más jóvenes. Situaciones, por otra parte, de lo cotidiano, donde la heroicidad literaria queda reducida a la supervivencia del día a día en situaciones que se agigantan para otorgarle ese sentido de trascendencia que la adolescencia le concede a casi todo. Así cada episodio se va haciendo una aventura, un desafío para medirse tanto con uno mismo como con el resto de la tribu, con aquellos otros jóvenes que forman parte de un grupo que se enfrenta a lo ordinario. Y la gestión no puede ser más afortunada, manejando un lenguaje preciso, Paulina Flores convierte la literatura en vida. Y esa es la gran clave de la literatura que interesa y que se posiciona ante su propio futuro que, en el caso de esta creadora, parece, cuando menos brillante, de mantener el vigor de estos nueve relatos en los que la vida fluye con una naturalidad asombrosa.

El tono de inocencia empleado desengrasa situaciones de afiladas aristas, en las que lo dramático de lo real se lima desde esa candidez que redimensiona todo y que a la autora le permite poner un pie en ambos mundos. El de los adultos y el de los jóvenes, allí donde las sonrisas y las lágrimas balizan las enseñanzas que solo se aprenden en la calle. El barrio como cosmos alimentado por el contacto físico, el roce de la piel o los ojos abiertos como platos para registrar el hábitat que nos acoge y en el que intentar revolverse para singularizarse ante la comunidad.

Descubrimos así a Paulina Flores, una narradora de raza que se impone a su propia edad, para que sea nuestra mirada la que fije a una nueva autora de historias que acogemos entre la sorpresa y la alegría que provocan estas narraciones llenas de una vida que explica las nuestras.   RAMÓN ROZAS

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios