Nuria Barrios, 'Ocho centímetros'

Hits: 2917

título Ocho centímetros

autora Nuria Barrios

editorial Páginas de Espuma

184 págs. 15 €.

 

Una joven psicóloga que se engancha a la droga y a su novio, un aparente “buen chico”, también drogadicto, con el que viaja a la Cañada Real o a la T4 en busca de dinero para meterse cualquier droga. Gitanos evangélicos que encuentran en Dios la salida del infierno; el cáncer, la locura, la pérdida de la amistad, son algunos de los temas que se intercomunican en estas páginas, por las que saltan y se confunden los personajes a través de once relatos.

 

NURIA BARRIOS (Madrid, 1962) es autora de las novelas Amores patológicos y El alfabeto de los pájaros; de los libros de poemas El hilo de agua, que fue ganador del Ateneo de Sevilla, y Nostalgia de Odiseo; del volumen de relatos El zoo sentimental y de un libro de viajes, Balearia.

 

¿Por qué sufrir leyendo un libro cuando podemos pasearnos por las páginas de una historia de amor, o de aventuras; volar hasta parajes exóticos o sumergirnos en la asepsia de una novela negra llegada del frío? ¿Por qué transitar por once relatos que se leen con la palma de la mano cubriendo medio rostro, como en la más heladora película de terror? ¿Por qué desearíamos saber algo de familias destrozadas por la droga, gentes con linfomas incurables, matrimonios que hacen frente al fallecimiento de un hijo o nietas que ven morir a su abuela? Porque Nuria Barrios nos invita a ello para evidenciar que el sufrimiento camina a nuestro lado aunque nos neguemos a verlo. Por ello le ha dado voz y corporeidad en un intento de romper la burbuja de confort desde la que nos protegemos. Nos obliga a mirar –como hicieran con el protagonista de La naranja mecánica durante su reeducación– las pústulas, las mutilaciones, las pupilas de la gente invisible e invisibilizada... Son "los otros", aunque bien pudiéramos ser nosotros en tanto que solo nos separan "ocho centímetros", la escasa distancia que aleja la felicidad del dolor. El resultado de este viaje es una puñalada trapera en pleno ventrículo. Once navajazos a traición con una cheira brillante y afilada, en la estación de la desesperanza. Lentos, rítmicos. Atinados. Un verdadero cortocircuito entre la realidad y los vocablos. Una joven aislada en la Unidad de Trasplantes de Médula Ósea que ve transcurrir los días entre paredes esterilizadas, unos tíos que buscan a su sobrina enganchada al crack tras intentar redimir a su novio yonqui, una mujer que convive con la enfermedad crónica de su marido en una situación que se eterniza hasta tomar una decisión transgresora... Unos finales quedan en el aire, otros cuentan con una segunda parte como si la autora intentara mostrarnos distintos episodios de la misma historia... La vida, sin artificios, como resultado de sí misma. Eso ha sabido apresar Barrios en estas páginas llenas de nervio que se niegan a dar tregua al lector, sabedora de que solo el dolor afirma la presencia del hombre sobre la tierra. ÁNGELES LÓPEZ