Jesús Pérez, 'Las Brigadas Prosublime'

Hits: 3166

título Las Brigadas Prosublime

autor Jesús Pérez

editorial Sloper

166 págs. 14 €.

 

Corre (violentamente, para variar) el siglo XXX cuando nuestro protagonista, de oficio cuentista, regresa a la ciudad-Estado que lo vio nacer para realizar una actuación. Pero el reencuentro con la infancia pasa a un segundo término a la que comienza a indagar en las dos facciones que (aparentemente) se disputan el poder: la del gobernante Calígula y la estética-terrorista de las llamadas Brigadas Prosublime.

 

JESÚS PÉREZ (Gandía, 1981) es licenciado en Derecho y Periodismo, y ha vivido en Madrid, Berlín, Rumanía y Jalisco, donde trabaja actualmente como investigador en crimen organizado y Derecho penal.

 

Hay una novela notable en las páginas de Las Brigadas Prosublime pero, lo mismo que su mensaje último (y primero, en realidad), no se presenta de forma evidente, obliga a un proceso de análisis e interpretación, a una suerte de “tercer tiempo” donde la espumosa pinta de los deportes de equipo se transmute en una solitaria consulta/repaso de las principales influencias de la obra, desde la historia y filosofía griegas hasta el drama teatral Calígula de Albert Camus, pasando por (en efecto, tal y como anuncia el texto de contraportada) las sátiras futuristas o alegóricas de un Stanislaw Lem o el mismísimo Jonathan Swift.

Vaya por delante que, pese a su carácter de debutante, Jesús Pérez da muestras de conocer una verdad fundamental del arte de relatar historias: cuenta tanto lo que se muestra como lo que se oculta. Pero sí se le nota el gesto principiante cuando, en ocasiones, ansioso como está por no revelar sus cartas, acaba olvidando que estas deben ser exhibidas sobre la mesa al final de cada mano si uno aspira a llevarse el bote.

Sucede así que Las Brigadas Prosublime alterna episodios de sugerente elocuencia con otros notablemente más crípticos, se hubiera beneficiado sobremanera de un mayor desarrollo dramático y de ciertos asideros conceptuales a la hora de transmitir mejor su ambiciosa carga teórica.

Bastante más acertado en el trazo del personaje protagonista que en las fábulas que puntúan la historia (el absurdo, especialmente en su variante moral, esconde muy delicados mecanismos de relojería), dueño de un siglo XXX plagado de pequeños hallazgos pero un pelín evidente en sus referentes del XX-XXI (otra mención a Enrique Vila-Matas y será el abajo firmante quien funde su propio grupo terrorista), Pérez plasma aquí casi tanto como promete y no se trata de un botín pequeño, pero sí sumamente arriesgado en estos tiempos de obsesión por la inmediatez, cabe suponer que condenados a mostrarse impacientes ante un título de formación que exige además de no poca reflexión o del acompañamiento de un manual de instrucciones. MILO J. KRMPOTIC’