Guillermo Corral, 'Mientras crece el bosque'

Hits: 2401

título Mientras crece el bosque

autor Guillermo Corral

editorial La Pereza

206 págs. 11,40 €.

 

Asistimos a las pulsiones eróticas de una doctora golpeada por el asesinato de su madre; una pareja se muda a un barrio residencial aparentemente anodino, pero donde al mirar con detenimiento empieza a reconocerse el movimiento de las cosas; una muchacha se une a la gente del Occupy Wall Street dejándose llevar por el momento; en la única pieza ambientada fuera de Estados Unidos, unos chicos encuentran una bomba de nuestra Guerra Civil… Una decena de relatos heterogéneos que conforman una unidad compacta gracias la prosa hipnótica de Corral.

 

GUILLERMO CORRAL (Bilbao, 1971) es diplomático y experto en gestión cultural. Acaba de dejar su cargo como consejero de asuntos culturales en Washington para tomar nuevo destino en La Habana. Aunque ha escrito desde siempre, debuta en la publicación con este libro de relatos.

 

De María sabemos poco: que es una doctora que, cuando mira a través del microscopio, ve las proteínas ramificarse como plantas carnívoras, que sigue aturdida por la muerte violenta de su madre y hace fotos con la cámara que le ha quedado como único recuerdo. Al paso del libro (volverá a aparecer) entenderemos algunas cosas. No todas. No sabemos nunca el antes ni el después, igual que al pasar bajo una ventana captamos los acordes sueltos de una canción. Como sucede con las vidas que nos cruzamos un instante. María abre el volumen y también lo cierra.

Sin embargo, Corral consigue resolver casi siempre esa aparente disgregación. Lo logra con su manera de narrar, como si nada importara pero al final todo resultara crucial. Especialmente aguda es su manera de mirar la realidad norteamericana, una cotidianidad que parece intrascendente hasta que se observa con más atención y se empiezan a abrir grietas en la superficie, huecos de extrañeza, zonas incógnitas como los agujeros en los mapas de Google Earth que uno descubre al aplicar el zoom. Corral tiene una prosa limpia, todavía su mirada no es tan vertical como la del maestro Raymond Carver, ni tan amarga, aunque haya algo de esa forma de ver el mundo en fragmentos que acaban siendo más precisos que grandes fotografías completas. Recomiendo muy especialmente el relato Dos zapatos: dos vidas enteras contadas en profundidad en el tiempo en que se tarda en fumar un cigarrillo.

La presencia de la actualidad (GPS, investigación biológica, avances médicos, vagabundos con blog…) se entremete de manera hábil en el relato, de manera que nunca pierda el toque de fábula intemporal. Una fábula sin moraleja… o tal vez sí. Quizá pueda ser la moraleja el momento en que María reprocha a un amante de quien ni siquiera sabemos su nombre algo que le parece una aberración: “No tienes imaginación”. Un excelente debut narrativo de alguien que tiene cosas que contar y sabe cómo contarlas. ANTONIO ITURBE