Alissa Nutting, 'Las lecciones peligrosas'

Hits: 3555

título Las lecciones peligrosas

autora Alissa Nutting

traductora Cecilia Celiani Calero

editorial Anagrama

322 págs. 19,90 €.

 

Celeste Price, una joven y hermosa profesora de un instituto de secundaria, forma con su marido la pareja perfecta a la vista de los demás. La realidad es muy distinta: él es demasiado mayor para los gustos de ella. Por ello inicia una relación con un estudiante de 14 años tímido y delgado que encaja en su ideal de la lujuria, sin el menor asomo de mala conciencia por la diferencia de edad.

 

ALISSA NUTTING (Michigan, 1981), profesora de universidad en Ohio, debutó en 2010 con una colección de relatos ganadora del premio Starcherone para la literatura innovadora. Las lecciones peligrosas es su primera novela.

 

Se llama Celeste, aunque para los demás es un demonio por sus regustos sexuales. Su lujuria se activa con los adolescentes. 14 años es una buena edad, 15 ya cruza las líneas flojas. Su matrimonio tiene apariencia de perfección pero no da más de sí. Claro: su marido es demasiado mayor para despertar en ella lo que sí consiguen las pieles sin desarrollar. Podría pensarse que Celeste está acorralada por los remordimientos. Que la mala conciencia por tener gustos tan mal vistos por el resto de la sociedad la atormenta. Que se siente una apestada, una enferma, una mujer despreciable por desarrollar deseo por cuerpos tan inocentes. Pues no. De eso nada. Celeste disfruta con sus placeres prohibidos y no pierde el tiempo cuestionándose sus preferencias. Está demasiado ocupada gozando. Alissa Nutting arranca su novela con una masturbación, desvela el fracaso matrimonial y prosigue relatando la pérdida de virginidad de su protagonista a los 14 años, con restos de himen flotando en el agua del retrete. Nutting no se corta ni un pelo y no piensa hacerlo durante el resto de su (digámoslo ya sin tapujos) excitante, excitada y fluida historia, en la que dibuja a una mujer segurísima de sí misma en sus andanzas como seductora con un manual completo de táctica para llevarse el chico al agua. No es una simple depredadora que busca carne fresca: realmente se enamora de sus víctimas. O lo cree, al menos. Además, tiene un argumento que le parece perfecto como coartada: hace realidad los sueños eróticos de cualquier adolescente. Reducir Las lecciones peligrosas a su amplio catálogo de situaciones pornográficas sería injusto y pueril. Es una novela de prosa vibrante en la que caben tanto el retrato puntilloso del entorno social (con especial incidencia en el desenlace inquisitorial) en el que se mueve como pez sin agua la protagonista como las agudas observaciones sobre los asuntos más turbadores. Sí, es una novela para leer con una sola mano. Eh, no sean mal pensantes: usando la otra para subrayar sus mejores momentos. TINO PERTIERRA