“Nuestra filosofía es publicar aquellos libros que nos hayan reventado la cabeza”

 

texto ANTONIO TORRUBIA  foto AMALIA MORALES BENITO  logo FANTÍFICA

Hablamos con Christian Rodríguez, editor del nuevo sello fantástico Insólita.

El 10 de marzo de este año, a través de las redes sociales, supimos del nacimiento de Insólita Editorial. El portal de literatura fantástica Fantífica anunció que en verano publicarían su primera novedad, El archivo de atrocidades, primera parte de Los Expedientes de la Lavandería, serie en la que un geek que trabaja para un departamento esotérico del gobierno de Su Majestad intenta desfacer entuertos relacionados con los Mitos de Cthulhu y otras bestias extraplanares que quieren invadir nuestra realidad. Un poco al estilo del AIDP (Agencia para la Investigación y Defensa Paranormal) de Hellboy o de la oficina del FBI de los Expedientes X mezclado con The IT Crowd. Y terroristas. Y nazis. Traducida por Blanca Rodríguez, la obra incluye La jungla de asfalto, premio Hugo a mejor novela corta de 2005, traducida por Antonio Rivas.

También anunciaron para noviembre de este año The Long Way to a Small, Angry Planet de Becky Chambers, a la que han llegado a describir como una mezcla entre FireflyGuardianes de la galaxia. La traducción correrá a cargo de Alexander Páez.

Poco después anunciaron las primeras novedades de 2018: Todos los pájaros del cielo (All the Birds in the Sky), de Charlie Jane Anders, ganadora de los premios Nebula y Locus, y finalista del premio Hugo, y Too Like the Lighting de Ada Palmer con traducción de Manuel de los Reyes.

Su editor, Christian Rodríguez, no es nuevo en esto de editar.

 

Christian, ¿de qué oscuro rincón del mundo editorial has salido?

En el mundo editorial me he ido moviendo por unos cuantos rincones más o menos oscuros. La mayor parte de mi trayectoria profesional ha transcurrido en Planeta. Antes de eso empecé como becario en Libros del Asteroide, y también he colaborado con Stella Maris.

¿Cómo se te ocurrió liarte la manta a la cabeza y lanzarte a publicar libros de corte fantástico (fantasía, ciencia ficción y terror) por tu cuenta?

Después de una década trabajando para otros y aprendiendo el oficio, lo que de verdad me apetecía era poder dedicarme a publicar lo que me gustara. Aprendí a leer con los libros de Julio Verne que me iban regalando mis padres y siempre me he sentido más cómodo con la literatura de género que con otros tipos de literatura. Leí El archivo de atrocidades hace unos cuatro años y me encantó. También me sorprendió muchísimo que nadie lo hubiera publicado en español, así que me hice la promesa de intentar publicarlo cuando tuviera la ocasión, si nadie se me adelantaba. Y cuando la ocasión se presentó, me lancé. Para mi sorpresa conseguí los derechos, una cosa llevó a la otra y aquí estamos.

La verdad es que Charles Stross y su serie de Los Expedientes de la Lavandería me ha sorprendido muy gratamente, y las tres siguientes que publicarás, escritas por mujeres, han sido toda una revolución. La que no ha ganado un Nebula o un Locus ha estado nominada al Hugo (o lo está actualmente). Son las típicas novelas arriesgadas y de prestigio que ningún sello grande se atrevería a publicar, ¿cuáles son los objetivos que te has marcado y cuál es la seña de identidad o filosofía de Insólita? 

Tú lo has dicho, son novelas arriesgadas que ningún sello grande se atreve a publicar. No entraré aquí a hablar de las motivaciones por las que se mueven los grandes sellos editoriales… digamos que ellos juegan en otra liga, y si ven que van a vender menos de x mil ejemplares, pues ya ni se lo plantean. Pero una editorial pequeña como Insólita sí puede decir: “Este libro me ha encantado, es muy raro, pero a mí me parece algo maravilloso. Y si a mí me ha reventado la cabeza, es muy posible que por ahí fuera haya otros lectores como yo a los que les suceda lo mismo”. Esa sería la filosofía de Insólita: publicar aquellos libros que nos hayan reventado la cabeza y que nadie más se ha atrevido a publicar.

De momento, cuatro libros anglosajones. ¿Ya tienes planificado alguno más? ¿Te planteas abrir mercado con algún español o es pronto de momento? 

Mi intención es encontrar un equilibrio entre autores españoles y de otras lenguas. De momento hemos empezado con Charles Stross, Becky Chambers, Charlie Jane Anders y Ada Palmer porque la oportunidad estaba ahí. Tenemos planificados los próximos doce meses, pero espero que muy pronto podamos anunciar la publicación de nuestro primer autor español. Lo bueno de ser una editorial pequeña es que podemos trabajar con muchísima flexibilidad y aprovechar las oportunidades que se nos presenten.

Con revulsivos como el trabajo que se está haciendo por visibilizar a autoras desde 2016 en el mercado nacional, tras toda la polémica de años anteriores en el mercado anglosajón con los Sad Puppies, el nuevo frente que han abierto entre Alejo Cuervo y Emilio Bueso tras la salida de Transcrepuscular en Gigamesh, intentando dignificar el trabajo de un autor y que en un futuro pueda vivir de su escritura y dedicarse en cuerpo y alma a ello, el éxito sin precedentes de la itinerante Eurocon de 2016 con sede en Barcelona y los premios de la Sociedad Europea de Ciencia Ficción a mejor editorial europea de 2016 al sello Nova CF o el de mejor autor a  Guillem López, el puñado de editoriales que han abierto en los últimos dos años (Insólita, La Biblioteca de Carfax, Hermenaute, OrcinyPress), Alianza Runas y Valdemar publicando novedades de autores españoles, el Festival Celsius totalmente consolidado… ¿cómo ves de salud el fantástico español? 

Mi percepción es que el fantástico español tiene una mala salud de hierro. Todas estas iniciativas que has mencionado (#LeoAutoras, la búsqueda de nuevas fórmulas de negocio que representa la publicación de Transcrepuscular, la Eurocon 2016, el Celsius, etc) son indicativos de que aquí está pasando algo. Nos movemos; no sabemos muy bien hacia dónde vamos, pero al menos nos movemos. Tenemos grandísimos autores de género que escriben en español y proyectos muy interesantes que están aportando cosas nuevas. En ese sentido, el fantástico español está muy vivo; no mencionaré ninguno porque no quiero dejarme a nadie, pero se están publicando cosas muy interesantes y se les está dando un tratamiento digno, con ediciones muy cuidadas en las que se nota el cariño por lo que se hace. Yo al fantástico español lo veo con ganas de pelear.

¡Mójate, hombre! ¿Qué tres proyectos editoriales ves con más futuro? Y, ¿a qué diez autores ves con más proyección durante los próximos años?

Tres proyectos necesarios y a los que les deseo que las cosas les vayan lo mejor posible son Orciny Press, Aristas Martínez y Hermenaute, así a bote pronto y sin pensarlo demasiado. Y añado un cuarto: Fata Libelli. Y diez autores… Emilio Bueso, Concepción Perea, Guillem López, Jesús Cañadas, Aranzazu Serrano, Cristina Jurado, Francisco-Jota Pérez, Susana Vallejo, Juan Cuadra y Carlos Sisí. Sin ningún orden en particular. Y a Marc Pastor en catalán.

Eso quería leer. Cambiando un poco de tema, algunos editores los demonizan y se niegan en redondo a publicar e-books, otros avanzan tímidamente sin saber muy bien lo que hacen, otros se vuelcan intentando ponérselo fácil al creciente público que los demanda a buen precio, como es el caso de www.lektu.com.  ¿Cuál es la política de Insólita respecto al libro digital?

En Insólita hemos decidido sacar nuestros títulos simultáneamente en formato físico y en digital, sin DRM y a unos precios que estén por debajo de los siete euros. Nuestra idea es que si hay lectores que quieren leer en este formato, nosotros hemos de estar allí. Veremos qué tal funciona la experiencia.

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios (1)