Madre Mía

 

 

MADRE MÍA

Florencia del Campo

Editorial Caballo de Troya

14,90€

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Las historias de enfermedad siempre son un poco inventadas” escribe la voz narradora en un diario que se convierte, que es, el libro que el lector tiene entre sus manos. Madre mía es una narración en primera persona en torno a un viaje, vital y geográfico, que lleva a su narradora hasta su madre, cuya muerte se aproxima. Madre mía es también un cuaderno de viaje, un diario personal y, al mismo tiempo, una novela de ficción, pues ¿qué más da si ese yo que escribe, ese yo cuyas páginas manuscritas a mano se incorporan en el libro, es una continuación del yo de la autora o una creación completamente imaginativa? Porque no solo las historias de enfermedades son un poco inventadas, sino todas las historias y Madre mía no es una excepción. Su narradora reconstruye - ¿no es reconstruir una forma de inventar? - su relación con su madre a través de una distancia que la narradora no siempre quiere borrar, pues, ¿acaso ella no tiene también derecho a vivir su propia vida?, se pregunta a lo largo de las páginas. La próxima muerte de la madre la ata, se interroga si debe volver, estar a su lado, sin embargo, volver significa mucho más que acercarse hasta su madre, volver es reencontrarse con un pasado que, a través del viaje, ha querido dejar atrás. ¿Es posible vivir la propia vida? A momentos, parece una tarea imposible, porque nuestra vida es siempre una vida condicionada, por mucho que intentamos huir, seguimos atados a todo aquello que nos precedió y, en cierta manera, nos conformó. La narradora escribe para dar sentido a una vida presente y, sobre todo, pretérita, para contestar preguntas, pero la escritura se vuelve una forma de fabulación. “Hay un juego de ficción e la visita al médico y el relato que se le hace. Como si decir me duele acá pero ayer allá y hoy me encuentro un poco mejor pero ayer peor fuera azaroso, como si el lenguaje no alcanzara para narrar un cuerpo desbordado”. El lenguaje se vuelve insuficiente también para la narradora y los circunloquios médicos, aquellos que llenan los informes, no son más que maneras esquivas para no decir lo que sucede: la muerte es próxima. Se crean relatos de ficción para decir aquello que el lenguaje no alcanza a decir y el diario de la narradora es un relato más. Si la ficción es la única manera de alcanzar la verdad, Madre mía es la historia de una verdad de la que se huye y, a la vez, que se persigue.

Publicado en octubre del 2017, Madre mía de Florencia del Campo es una de las novelas descubiertas por Lara Moreno, actual editora de Caballo de Troya y que, como quienes la precedieron, está elaborando un catálogo donde hay más de una voz literaria que vale la pena escuchar.  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios