El DIARIO DE VIRGINIA WOOLF VOL. I (1915-1919)

Hits: 404

 

El DIARIO DE VIRGINIA WOOLF VOL. I (1915-1919)

Virginia Woolf

Edición de Anne Olivier Bell

ed. Tres Hermanas

26€

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay libros cuya publicación es un acontecimiento, porque su valor trasciende la evidente calidad del texto, por su implicación en la historia literaria, artística e histórica. No se puede decir de todos los libros, pero sí del primer volumen de El diario de Virginia Woolf, que la exquisita editorial Tres Hermanas, con Cristina Pineda al frente, acaba de editar, prometiendo, además, publicar en 5 volúmenes los más de 30 cuadernos que conforman los diarios completos de la autora de Las olas. “Virginia Woolf escribía con una letra elegante y distinguida que, en general, no resulta difícil de leer, aunque la velocidad a la que lo hacía, los instrumentos que utilizada, y su postura habitual -sentada en un sillón con un tablero en el regazo- sí que con frecuencia producen irregularidades y oscuridades”, escribe Olivia de Miguel, traductora al castellano de la edición inglesa realizada por Anne Olivier Bell, quien ha reunido, por primera vez, en la presente edición todos los cuadernos que constituyen los diarios que van de 1915 hasta 1919, añadiendo tres que fueron excluidos de la serie principal, puesto que uno, perteneciente a 1918, fue encontrado solo después de la muerte de Leonard Bell y los otros dos “se agruparon con los primeros diarios y los ensayos-diarios y no con la serie principal”. En este sentido, la presente edición puede definirse no sólo como la definición definitiva, sino como la edición crítica que todavía faltaba por llegar, en cuanto Anne Olivier Bell aporta un interesante y rico aparatos de notas, con contextualiza literaria, histórica y culturalmente el texto de Woolf. En el Quentin Bell define el prólogo dichos diarios como una obra maestra y no se equivoca porque los cuadernos “íntimos” de Woolf son mucho más que las anotaciones del día a día, son una reunión de textos que bien pueden definirse como “ensayísticos”, en cuanto funcionan para el lector a modo de paratexto de la obra literaria y parecían funcionar para su autora como espacio para el ensayo de su escritura y como lugar de reflexión acerca del universo literario y humano que la definían. “Me doy cuenta de que la escritura de este cuaderno no cuenta como escritura; acabo de releer mi diario del año pasado y me sorprende mucho el rápido e irregular galope al que camina y a veces rebota irritantemente sobre los adoquines”, escribiría en 20 de enero de 1919. Woolf parece negar toda intencionalidad literaria y puede que, en realidad, a priori no la haya, aunque el propio ejercicio de la escritura nos descubre a una mujer comprometida vital e intelectualmente con la palabra escrita. Prueba de ello, es que, dejando de lado breves interrupciones, Woolf nunca dejó de escribir su diario, evidenciando un compromiso que no puede resumirse sencillamente en la voluntad de escribir acerca de su propia vida. En todo caso, habría que decir que en sus diarios Virginia Woolf ensaya sobre la vida; por ello, no es nada extraño que, en una carta de 1956, un amigo ya vislumbraba la importancia que la escritura íntima de Woolf iba a tener: “Antes o después, los diarios y las cartas de Virginia Woolf se editarán. Conformarán un buen número de volúmenes fascinantes: libros, como las cartas de Byron, para leer y releer por puro placer. En medio de ese placer, recordemos al lector, especialmente al lector que muere por fabricar historias y biografías, que la versión de la autora sobre los hechos y dichos de la gente puede ser fantasía, fruto de su vivaz imaginación”. Poco importa donde está el límite entre ficción y no ficción, en realidad, el diario, en cuanto construcción del yo que lo escribe, es siempre un ejercicio de ficción, pero, independientemente de ello, de lo que no hay duda es que la publicación del primer tomo de los diarios de Virginia Woolf es digno de celebración porque, más allá de todas las etiquetas posibles, estos diarios son un ejemplo de la mejor literatura que dio el siglo XX. 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios