El mejor retrato de Muhammad Ali

De todos los retratos que se han escrito de Muhammad Ali, quizá el más extraordinario de todos sea la crónica de Gay Talese en la que el gran campeón no dice una sola palabra. En su artículo "Ali en La Habana" relata el viaje del ex boxeador a Cuba en 1996 cuando ya su enfermedad le impedía articular palabra alguna y las manos le temblaban. La forma en que Talese retrata su encuentro con el Comandante Castro -al que radiografía igualmente de manera muy aguda- resulta un momento brillante de la historia del periodismo. Ali no puede hablar pero hace su gesto de ponerse en guardia e incluso un juego de manos que deja a Fidel Castro con la boca abierta. Un grande, Ali. Retratado por otro grande del periodismo, Talese.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
términos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios