Irene Vallejo recibió por su libro El infinito en un junco (Siruela) el Premio Nacional de Ensayo 2020, «un libro con ángel, con atmósfera, un libro que nos informa, que nos seduce y que nos recuerda que los autores grecolatinos llegaron a todo -a los estadios del alma y el cuerpo, a las turbulencias de la conciencia y del desgarro- antes que nosotros. Y lo hicieron de todas formas, incluso con su propia aniquilación» escribe Antón Castro en el artículo que publicamos en la revista Librújula de enero/febrero.

Y como un junco que se mece entre libros, entre brumas del pasado, entre lo onírico y la realidad; Asís Ayerbe ha fotografiado a Irene Vallejo en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid: la Cuesta de Moyano.