Leopoldo María Panero sigue vivo en su poesía y  «La mentira es una flor» es su última obra y una hermosísima muestra de la poesía de sus últimos años. Un poeta «maldito» que afirmaba «Escribo para que el hombre se enamore de la muerte».

 

XIX

Los mendigos chillan en las autopsias

Cuando el bisturí del poema cercena su cabeza

Y escribimos para que no nazca el día

Para que esté solo frente a la maldición de las palabras

Que no nombran a nadie y que hieren la cosa porque, como dijo Lacan

«La palabra es el asesino de la cosa»

Y el ciervo de la locura camina sobre mis venas

Y soy solo el esclavo de las palabras que aúllan, que no mienten

Que aman solo en silencio a la locura.

 

L. M. Panero, La mentira es una flor

 

La mentira es una flor

Leopoldo María Panero

Huerga y Fierro

Colección Rayo Azul

128 págs. 14€