Sergio Colina Martin (Barcelona, 1985) es diplomático, escritor y traductor.Ha traducido al castellano y al catalán a numerosos autores extranjeros, especialmente brasileños y africanos. Dirigió entre 2012 y 2018 la revista digital de literatura 2384 y codirigió entre 2017 y 2020 el proyecto editorial “La Valija Diplomática”. Su poemario La agonía de Cronos obtuvo el accésit del Premio INJUVE de Poesía. Hoy publicamos un poema de su último libro, Las guerras frías(Cuadernos del Laberinto).

 

Introducir las páginas excretadas en un registro

es como meter la mano en la boca del caimán de Hook

o ponerle en bandeja el hígado y el riñón a la gallina dentada.

Las líneas se extravían en la sombra,

la memoria falla.

El líquido no será ni de uno ni de nadie.

Y, al final, la pérdida será catastrófica:

la disolución de algo importante que

sin embargo

no importó a nadie.

La silla está helada, y he puesto un huevo.

Terror a la prole y al chillido apretado.

La mano me duele, y pienso en mañana.

Todos querríamos dejar de escribir.

 

En la hora más dura

sobre la mesa de cartón

sin papel a mano ni un segundo de descanso

habrá que despedirse del ansiado letargo

o del fervor por comer del viento y por hacer tragar,

y ganarse un jardín a costa de rajar todos los musgos,

de destripar cualquier suspiro y desterrar el perfil nonato.

Ponerse camisa, o partirse las mangas.

Morderse en el brazo. Morderle en la boca.

Pincharse en un dedo con una rueca y decir:

“Adiós.

hasta nunca.

Aquí me quedo”.

 

 

Las guerras frías

Sergio Colina Martín

Coleccción Berbiquí de poesía, nº28

92 págs. 14 €