La olivense Chelo Peiró publica El arroz y su mundo

Texto: Enrique VILLAGRASA

 

“No hace falta que un plato sea sofisticado para emocionarnos, si en él identificamos el gusto de nuestra infancia, aquel que nos vuelve al origen”: escribe la poeta y directora de la Fundación Francisco Brines, Àngels Gregori, en su texto El buen gusto (pág. 240) del súper libro de cocina El arroz y su mundo. 100 recetas valencianas (Tivoli) de la pedagoga  Chelo Peiró Sanchis (Oliva, 1954). Y la autora afirma en su introducción que a ella lo que le gustaría es que las personas lectoras de este libro, cuando lleven a la práctica las recetas, es “escuchar que alguien dijera: ¡mi madre lo hacía así!,  y ¡cómo me recuerda a ella! Lo que me lleva a pensar en el gran poeta Rainer Maria Rilke, quien decía que la verdadera patria del hombre es la infancia. No hace falta recordar que Francisco Brines, el último premio Cervantes es de Oliva y vive allí. A quien supongo que la paella le gusta.

El libro tiene 248 páginas debidamente ilustrado: hay más fotografías e ilustraciones que páginas y es una gozada leerlo y mirarlo. Supongo que llevar a cabo sus recetas también, pues Chelo las ha cocinado antes de escribir el libro o a la vez: cuchara y pluma en mano. Creo que la buena cocina necesita tiempo y pasión. Esta lo es, no me cabe duda, al menos por las imágenes que se ven, que te hacen la boca agua. Cabe apuntar que la autora apuesta por la cocina de productos de proximidad: a la vez defiende la ecología y la emocional. Además defiende el bienestar animal. Le gustan las tiendas, las pescaderías, los mercados. Y quiere que todo el mundo conozca el mundo de la cocina y dónde se compra y dónde se vende. Que antes de llegar a la nevera de casa todo tiene su proceso. El libro es muy didáctico, como no podría ser de otra manera, de esta gran profesional.

Además de contarnos hasta como se lavan las cazuelas, los calderos y las paellas, entre otras miles de cosas, en las que uno nunca se fija, este volumen cuenta con colaboraciones de prestigio: Manuel Alonso, estrella Michelín; Juan Salvador Gayá, gastrónomo; Raúl Resino, estrella Michelín; María José San Román, estrella Michelín y dos soles Repsol; además de la citada Gregori. Abre el libro el prólogo del editor, de necesaria y justa lectura. Y hay un texto de los escritores Ángel Martínez y Andrés Giménez, de su libro Mercado central. 100 años de nuestra historia.

Casi casi, el olor de los arroces y paellas que serán cocinadas siguiendo las recetas recogidas por Chelo Peiró, en este su libro de calidad y belleza, llega hasta esta página, como los versos del poeta Francisco Brines, que antes de recibir el Cervantes también recibió el García Lorca, entre otros:

“Arde una brasa aún al pie de este rosal

y no quema mi mano.

Cuánto olor en el aire, y el aire se lo lleva”.